Historia de Zahara


La historia de Zahara de los Atunes se remonta a tiempos de los fenicios, aunque se sabe que ya desde la prehistoria hubo asentamientos en la zona.

Existen signos de asentamientos en la zona que datan de la prehistoria, concretamente del Paleolítico y Neolítico, tales como pinturas rupestres halladas en diversas cuevas cercanas a la costa del término de la Janda (Cueva de Fuente Santa o Ranchiles, por ejemplo). Acercándonos más a Barbate, encontraremos restos de cerámica de la época neolítica y de la época del Bronce.

No obstante, la historia de Zahara de los Atunes  que obtiene más relevancia con la llegada de los fenicios, que marcaron un antes y un después en la zona, promoviendo la actividad de comercio y pesca del atún El pueblo fenicio mantenía relaciones comerciales con muchos otros pueblos de la costa mediterránea y, al llegar a esta zona vieron la riqueza en cuanto a pesca se refiere. Es por esto que comenzaron la labor comercial, a la vez que implantaron sus métodos de pesca a los ya existentes en la zona.

Pero no solo comercializaron con la pesca, sino que también tuvieron que ver con la explotación de metales como plata y estaño, entre otros.

Existen restos antiguos que indican la actividad pesquera y de venta de pescado, sobre todo atún, en Zahara durante la época de los fenicios.

En las monedas de la época aparecen formas de atunes. Las más antiguas datan del Siglo III A.C.

Aunque su origen es fenicio, se considera que el núcleo urbano se fundó en el siglo XVI, y se dedicaba a la pesca del atún con almadraba. El documento más antiguo en el que aparece el nombre de Zahara data de 1444.

Tras la expulsión de los musulmanes de España, las tierras más extensas pasaron a ser propiedad de los nobles, y con ellas sus costas. Sancho IV es quien otorga a Guzmán El Bueno el privilegio de la explotación de las almadrabas, además de títulos y favores, como premio a su labor de defensa de la plaza de Tarifa en 1294. A partir de ese momento, la Casa de los Guzmanes pasa a tener el monopolio de la pesca del atún en la zona, desde su enclave más conocido en Medina Sidonia.

D. Alonso Pérez de Guzmán - Duque de Medina SidoniaSancho IV

Cuando comienza el ducado de Medina Sidonia, en 1375, Zahara de los Atunes pasa a ser un enclave muy importante para la pesca del atún ya que, su almadraba era una de las dominadas por el Duque de Medina Sidonia.

En el Siglo XVI, el Duque de Medina Sidonia intercambio con el Rey Fernando IV, las vilas de Zafrilla, Zafra y Halconera, por la villa de Vejer. De esta manera, se hizo con el dominio de las almadrabas de Zahara y de Conil. No obstante, la condición era que debía construir un castillo fortaleza tanto en Conil como en Zahara para defender la zona de piratas que querían beneficiarse de la explotación de dichas almadrabas.

De esta manera, nace el núcleo de Zahara de los Atunes en el Siglo XVI, a raíz de la construcción del castillo por los Duques de Medina Sidonia.

Esta fortificación se utilizaba para guardar las embarcaciones y aperos, además de utilizarse para diversas actividades relacionadas con la conserva del atún, amén de ser una fortificación de defensa contra piratas, como hemos explicado.

El castillo de Zahara disponía de 3 puertas de acceso, una por el Oeste y dos frente al mar. Posteriormente, se construyó la capilla que se ubicó dentro de muralla y que hoy día es la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen.

Dentro del castillo se ubicaba la denominada “Chanca”, donde se preparaba el atún en salazón.

Actualmente, solo se conservan los muros exteriores del castillo y están bastante deteriorados. El espacio interior se utiliza para zona recreativa y puestos de ropa y complementos, en la temporada de verano. La única edificación que sigue en pie es la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, con sus muros de piedra originales.

Iglesia de Nuestra Señora del Carmen - Zahara de los Atunes

La gran actividad pesquera hizo que la zona se poblara con los trabajadores de la almadraba, formados por los tunantes que vivían del comercio del atún o, incluso fugitivos de la justicia que realizaban los trabajos más duros en la almadraba para escapar de ser vendidos como esclavos.

Poco a poco, se fueron asentando comerciantes y demás personajes en casas o chozas construidas alrededor del Castillo.

En el Siglo XVII comenzó el declive de la casa Ducal de Medina Sidonia, debido a su enfrentamiento con el Rey Felipe IV. No obstante, la casa Ducal mantuvo el monopolio de las tres almadrabas (Conil, Zahara y Tarifa), además de sus títulos, hasta que en 1817, se ordenó la abolición de los privilegios de concesión de las almadrabas pasando a explotarlas las asociaciones de pescadores.

Tras la desaparición del monopolio ducal, acaba también el período más provechoso de Zahara, históricamente hablando. No obstante, en siglos posteriores, Zahara de los Atunes sabrá crecer y mejorar los sistemas de organización y pesca del atún, así como las almadrabas que cada vez eran más efectivas y precisas en cuanto a la pesca, llegando a cifras de captura de hasta 30.000 piezas a mediados del siglo XX, cifra que ha ido bajando con el tiempo debido a las normativas que se han ido implantando sobre límites de número de piezas a pescar, las prohibiciones de redes de malla, etc. Tal es el caso que, actualmente, la pesca de almadraba ya no es ni mucho menos la fuente principal de ingresos de Zahara de los Atunes. En la actualidad, Zahara vive gracias al turismo gracias a las nuevas edificaciones realizadas de 30 años para acá.

Historia de Zahara - pesca de almadrabaHistoria de Zahara - pesca de almadraba
En la actualidad, Zahara de los Atunes tiene unos 2.000 habitantes y constituye una entidad local autónoma de Barbate. Sus playas siguen siendo un paraíso para los sentidos. Aguas cristalinas y playas vírgenes que merece la pena visitar.